InicioEscritos programa de GraduaciónAprender con artes marciales, arquería, 4-H y voluntariado en un comedor comunitario

Este ensayo fue escrito por un estudiante del último año, quien se ha educado en casa su vida entera. Esto le dio la oportunidad de perseguir sus propios intereses y ser voluntario en su comunidad. Aquí, algunos extractos de su ensayo.

quote-marks-22quotegreybackgroundMi nombre es Connor Maricle. Me he educado en casa toda mi vida por lo que me siento agradecido. Aunque no sea perfecto, educarse en casa me ha ayudado a administrar mi tiempo permitiéndome estudiar a mi propio paso, y me ha dado tiempo para hacer otras actividades como artes marciales, arquería, trabajar y ser voluntario. A través de estas actividades he aprendido varias habilidades que no se adquieren fácilmente en un salón de clases. Aun cuando no tuve tantos maestros como otros estudiantes en la escuela pública, ha habido personas que me ayudaron a aprender a involucrarme activamente en organizaciones de mi comunidad. Algunos ejemplos de esas personas que han contribuido a mi educación, son mis instructores de artes marciales, arquería, empleados del comedor comunitario y mi supervisor laboral.

El Homeschooling ha sido una experiencia positiva que me dio la flexibilidad de conocer mis metas personales, aprender temas de mi interés a mi propio paso y contribuir con mi comunidad. De niño recuerdo jugar, hacer proyectos, experimentos y actividades que proveyeron una base sólida en lectura, escritura, historia, matemáticas y ciencias de maneras divertidas y variadas. Tuve tiempo para leer y jugar cada día lo cual creo que ayudó a construir mi imaginación y creatividad de hoy.

A medida que han pasado los años, he tenido la oportunidad de estudiar una variedad importante de temas de mi interés. Aun cuando disfruté más unos temas que otros, aprendí muchísimo educándome en casa.

No fui a la escuela pública, pero he hablado con otros que sí, y parece haber más presión allí que educarse en casa. El homeschooling me permitió tener mucho tiempo para el estudio independiente. Aprendí más rápido a través del hacer que del leer, escribir y memorizar. Si estoy disfrutando del tema aprendo aún más rápido. Así, tiendo a aprender más con el estudio independiente que de un libro de texto.

Las artes marciales me ayudaron en el aprendizaje de muchas cosas también: desde equilibrio y un poco de Connor_MartialartsCoreano, hasta cuestiones morales como la honestidad e integridad. El arte marcial que estoy aprendiendo es Tang Soo Do. Las personas del estudio son realmente agradables y grandes instructores con voluntad de ayudar a alguien que quiere aprender. El Tang Soo Do es una parte importante de mi vida y planeo continuarlo tanto como pueda. La atmósfera de aliento y apoyo de aquellos en el estudio es única en la comunidad del Tang Soo Do, y es algo que llevo dentro mío aun cuando no esté allí. Espero algún día poder transmitir las tradiciones del Tan Soo Do. A través de él he sido capaz de mejorar mis habilidades de liderazgo guiando a otros estudiantes en algunos ejercicios de precalentamiento; y a los de niveles más bajos, mejorar sus técnicas y formas. Esto también me ayudó a ganar más confianza en mí mismo.Mientras que el Tang Soo Do es importante para mí, no fue mi primera actividad extra-curricular.

Tenía unos diez años cuando comencé arquería, lo que me enseñó más que solo disparar una flecha. De mi instructor aprendí la importancia del entrenamiento cruzado, la responsabilidad que viene con un arma, que una persona necesita tomar todo en consideración cuando dispara a un objetivo, y que las flechas y arco no son juguetes. La arquería fue una de las primeras cosas increíblemente difíciles que he intentado aprender.

Connor_archeryDe esta experiencia, aprendí de primera mano que lleva tiempo y esfuerzo volverse bueno en algo. Muchos de mis compañeros abandonaban, y alguna vez también lo he pensado hacer yo. Decidí continuar y retarme a mí mismo para mejorar. Finalmente la escuela a la que iba cerró, y me tomé un tiempo antes de comenzar en un lugar nuevo. Estaba un poco oxidado al principio porque aun cuando había tomado clases de arquería por cuatro años, mi año sabático había adormecido mis habilidades. Una vez que pude volver al ruedo con las cosas, me volví el mejor de mi clase. Fue en ese punto que vi la recompensa por todo el esfuerzo que había puesto en arquería. Mientras me sentía realmente orgulloso, creo que algunos de mis compañeros pudieron sentirse desalentados por mi “inusual tasa de mejora”. En general, la arquería era un deporte que podía disfrutar. Estoy contento que lo haya practicado aun cuando no lo planee usar en mi vida diaria.

Tenía once años cuando comencé en la 4-H. Al principio no estaba seguro si me gustaría o no porque parecía más como una actividad que disfrutaría mi hermana. Sin embargo, luego de los primeros pocos años, realmente comencé a disfrutarlo. Aun cuando nuestro club no era del todo grande, conocí algunas pocas personas y tuve connor_4h-espnumerosas oportunidades de participar en eventos comunitarios.

Durante el tiempo en 4-H, aprendí un montón sobre animales (esa era la especialidad de mi club), trabajo voluntario y cómo trabajar con grupo de personas. Incluso gané algunos premios en el proceso. Una de las cosas más difíciles que hice allí, fue postularme como voluntario en la feria de animales domésticos. Mientras que era frustrante al mismo tiempo por el alto número de niños pequeños, mirando atrás siento que lo disfruté y que fue una experiencia de aprendizaje sobre control de la multitud y el cuidado de los cobayos (guinea pigs). Los animales que cuidé eran cobayos. Muchas personas en el club tenían conejos, cobayos y aves de corral (pollitos, patos y pavos). Tenía dos cobayos. Aun cuando otras personas en el club tenían más animales, aprendí la responsabilidad de tener animales a cargo. También pude participar en servicios comunitarios divertidos como hacer sábanas sin costuras para un refugio de niños, diseñar tarjetas para soldados, hacer galletas para los bomberos y compartir con los niños sobre cobayos.

También aprendí más sobre responsabilidad y liderazgo siendo oficial en el club unos cuantos años. Nuestros miembros eran personas talentosas, por eso pude aprender información importante sobre una variedad de temas. Aun cuando nuestro club fuera pequeño, nuestro distrito era muy grande, entonces tuve varias oportunidades de aprender e interactuar con varios líderes de otros clubs, entusiastas y conocedores.
Poco después de unirme al 4-H, comencé como voluntario en el comedor comunitario de Fairbanks que fue mi primer trabajo “real”. Desempeñé una variedad de tareas como: clasificar comida enlatada, pan, cajas preparadas de comida, carnes y productos en cajas, paquetes de manteca, harina, arroz y azúcar. Fue tedioso algunas veces, pero también divertido. Fue una buena experiencia para mí. Aprendí sobre los defectos de los productos enlatados, tipos varios de carnes, cómo establecer proyectos de corto y largo plazo,
Y que no importaba cuán dañado luciera algo en el almacén, era mucho mejor que lo que podría haber disponible en el comedor.

Estoy contento que fui educado en casa ya que me dio oportunidades de crecimiento y desarrollo mientras tenía tiempo para otras cosas que disfrutaba. Gracias al homeschooling, fui capaz de hacer actividades que normalmente no tendría tiempo de hacer. Como resultado, conocí grandes personas que me ayudaron a ser quien soy. Aun cuando no sé qué deparará el futuro, siento que estoy preparado para empezar la próxima etapa de mi vida. Espero ansioso nuevas oportunidades futuras de hacer contribuciones positivas a mi comunidad.

Los comentarios están cerrados.